18 C
Cancún
sábado, febrero 24, 2024

Sobrevivieron con galletas y agua, comparten pescadores Chiquila su naufragio en alta mar

Kantunilkín, Quintana Roo, 09 de febrero de 2024. – El capitán de la embarcación, “Andrea”, Carlos Rafael Dzib Martínez y Juan José Quime Méndez, quienes estuvieron extraviados durante seis días, narraron su experiencia al perderse en alta mar y hasta ser rescatados la noche de ayer miércoles. 

Con lágrimas en los ojos, dos de los cuatro pescadores rescatados dijeron que nunca perdieron la esperanza y la fe en Dios, a pesar de que varias embarcaciones pasaron cerca de ellos, pero sin ser vistos. 

“De acá no se va ninguno, todos vamos a sobrevivir, si nos dejan de buscar nosotros vamos a seguir siempre adelante hasta donde las fuerzas nos lo permitan”, así motivaba el capitán de la embarcación a sus compañeros para que no pierdan la esperanza ya que no tenían ni la mínima idea de donde se encontraban. 

“Pasamos a una milla de Cozumel, pienso que es ahí por los cruceros que veíamos, pensábamos que estábamos cerca de ser rescatados, pero al mismo tiempo muy lejos porque nadie escuchaba nuestros gritos, hasta un helicóptero pasó sobre nosotros, pero no nos vieron”. 

Dzib Martínez agregó que esta experiencia no se lo desea a nadie, ni a su peor enemigo, porque no sabía si van a sobrevivir con las pocas reservas que tenían “solo comíamos algunos trozos de galleta y nos relacionamos el agua para que pueda tocarle parejo a todos, porque no sabíamos cuánto tiempo íbamos a estar a la deriva”. 

“Cuando entró el frente frío temimos lo peor, el mar nos golpeaba por todos lados, en tres ocasiones nos hundimos, pero gracias a Dios logramos sacar la lancha a flote y solo nos dedicamos a sacar el agua que entró en la embarcación, no teníamos fuerzas, mi compañero Juan José, en varias ocasiones, se nos pasó de ahogar, entre todos lo sacamos del agua y le decía que juntos llegamos y juntos nos tendremos que regresar pase lo que pase”.   

Dijo que fueron rescatados a 46 millas de Isla Contoy “fue una alegría inmensa al ver a nuestros compañeros pescadores de Chiquilá, sabíamos que se terminaba la pesadilla y que regresamos a casa, nos perdimos porque la embarcación tuvo una falla mecánica, solo sobrevivimos con 15 litros de agua para los cuatro pescadores y algunas galletas, pero gracias a todas las personas que estuvieron pendientes de nosotros hasta que nos regresaron a tierra luego de seis días de ver solo agua”. 

Con información de Infoqroo 

Notas Relacionadas

Conecta con nosotros

0SeguidoresSeguir
117SeguidoresSeguir

NOTAS RECIENTES

Más Leído