24 C
Cancún
domingo, febrero 25, 2024

Exhortan a ser empáticos ante casos de violencia y agresión

CIUDAD DE MÉXICO. – Ante la violencia, el principal reto es ser empáticos con las víctimas de violaciones a derechos humanos y no seguir justificando una cultura que somete a las mujeres y las considera objetos, afirmó la directora ejecutiva de Promoción y Agendas en Derechos Humanos de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCDMX) Brisa Solís, durante su participación en el Conversatorio Feminicidio y Corrupción.

En el marco de la Conmemoración de los 500 años de Resistencia Indígena llamó a reflexionar sobre el viaje que realiza el migrante conquistador que alude a Hernán Cortés, al tiempo actual, y su encuentro con secuestros, desaparición forzada, migración, grupos de autodefensa, feminicidios, así como la exclusión de distintos grupos de personas, como retrata la película 499, del realizador Rodrigo Reyes.

La directora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, María de la Luz Estrada, dijo que sólo 25 por ciento de los más de tres mil asesinatos de mujeres en México durante 2020 se investigaron como feminicidios, por lo que llamó a no perder la sensibilidad y la humanidad frente esos casos de violencia y agresión.

El personaje que alude a Hernán Cortés “refleja a la sociedad machista y discriminadora, así como a las autoridades omisas y negligentes que responsabilizan a las familias y a las víctimas de sus propios asesinatos y de las violaciones graves a sus derechos humanos”, por lo que el reto es concientizarnos, porque no podemos seguir justificando una cultura que somete a las mujeres y las considera objetos, como lo hicieron con Fátima.

En el Estado de México, afirmó, “las autoridades son negligentes, omisas: por tres mil pesos perdían la evidencia de un caso”, por lo que tanto Organizaciones de la Sociedad Civil, como mujeres defensoras de derechos humanos deben realizar el acompañamiento a los familiares durante los peritajes de la autoridad, que no está acostumbrada a actuar como le corresponde.

Lorena Gutiérrez, madre de Fátima, una niña víctima de feminicidio, y de Daniel, asesinado en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, a pesar de contar con medidas de protección oficial, dijo que fue la impotencia y el dolor ante la injusticia y a no ser escuchada lo que le obligó a dar a conocer su historia en 499.

“Que mi hija tenga acceso a la verdad y a la justicia, que se sepa la realidad que vivimos, no solamente la mamá de Fátima, sino todas y cada una de las madres de víctimas de feminicidios, de niñas y mujeres que son asesinadas en este país; no soy yo la única, somos muchísimas. Basta de indolencia, de corrupción y de impunidad. Ya no callaré, no tengo nada más que perder, ya perdí dos hijos”, advirtió.

“Quiero que la sociedad y el Estado mexicano tomen conciencia de lo que vivimos, porque después del feminicidio de mi hija Fátima, a los seis años asesinaron a mi hijo, un niño que no debió haber muerto asesinado”, señaló.

Por su parte, Rodrigo Reyes, director del filme 499, dijo que pareciera que se permite que exista una especie de holocausto de mujeres, por la violencia y la saña en las agresiones que viven, aun cuando la sociedad debiera acompañarlas en su exigencia de justicia y de sus derechos humanos, por lo que en la cinta Se comparte la importancia de la escucha a las víctimas como una acción fundamental en la construcción de justicia y de la exigencia de derechos.

La película 499 se estrenará el siguiente viernes en cines de Nueva York y en unas semanas más en México.

Con información de La Jornada

Notas Relacionadas

Conecta con nosotros

0SeguidoresSeguir
117SeguidoresSeguir

NOTAS RECIENTES

Más Leído